Neumonía: Síntomas y Prevención

Escrito por  Lic. Ana Salgado
Martes, 16 de Abril de 2013 16:43
https://www.hospitalvernaza.med.ec/blog/item/719-sintomas-y-prevencion-de-neumonia

La neumonía a nivel mundial ocupa uno de los primeros lugares entre las principales causas de muerte y de consulta médica. En la actualidad es reconocida como un problema de Salud Pública.

 

La neumonía es una infección de los pulmones que puede causar una enfermedad de leve a grave en personas de todas las edades. El grupo etario más sensible que puede contraer neumonía son los adultos de 65 años o más y los niños menores de 5 años, las personas de hasta 64 años que tienen enfermedades subyacentes (como la diabetes o el VIH/Sida) y aquellas de 19 a 64 años que consumen cigarrillos o tienen asma también tienen una mayor probabilidad de contraer neumonía.

Los agentes patógenos responsables de la neumonía son bacterias, virus y en raras ocasiones, los hongos que viven en la nariz, boca, senos paranasales o el ambiente, los mismos que pueden ser trasmitidos de una persona a otra.

Los síntomas de la neumonía pueden incluir:

-Tos,

-Fiebre,

-Fatiga,

-Náuseas,

-Vómitos,

-Respiración rápida o dificultad para respirar,

-Escalofríos,

-Dolor en el pecho.

Gracias al Sistema de Cuidado de Enfermería, que es un ejercicio ágil en la atención del paciente, consistente en atribuir al personal de enfermería un número determinado de pacientes clasificados según el problema de salud, se ha podido mejorar la la interrelación enfermera-paciente, brindando una atención integral al paciente con neumonía, logrando un cuidado continuo, sin olvidar la importancia que tiene el trabajo en equipo, el cual nos permite valorar y mejorar la calidad de atención proporcionada.

El tratamiento inicial para la neumonía se da según el cuadro clínico y los presuntos agentes causales, así como también es importante saber reconocer los factores asociados como la valoración de enfermería donde incluye los antecedentes del paciente.

Para prevenir la neumonía es importante tener buenos hábitos alimenticios, una higiene adecuada como lavarse las manos con frecuencia, limpiar las superficies duras que se tocan a menudo, toser o estornudar en un pañuelo desechable o en la parte interior del codo o la manga, limitar la exposición al humo del cigarrillo, prevenir afecciones como la diabetes y el VIH/Sida y recibir las vacunas contra el neumococo y la influenza.

Modificado por última vez el Lunes, 07 de Noviembre de 2016 09:13
Lic. Ana Salgado

Lic. Ana Salgado

Coordinadora de Docencia Enfermería.

Licenciada en Enfermería.

Diplomado en Desarrollo Local de Salud. Egresada Maestría en "Docencia en Educación Superior"

logo whatsapp

Boletín de noticias

//