Nutrición: La clave de una vida saludable

Nutrición: La clave de una vida saludable

Escrito por  Dra. Sonia Escobar
Viernes, 03 de Agosto de 2012 15:05
https://www.hospitalvernaza.med.ec/component/k2/item/704-nutricion
No existen alimentos buenos o malos, que nos hagan subir o bajar de peso, el secreto es moderación y equilibrio. No existen alimentos buenos o malos, que nos hagan subir o bajar de peso, el secreto es moderación y equilibrio.

Al hablar de nutrición y vida saludable seria prioridad entender que significa el término Nutrición y tener claro que aunque alimentación y nutrición frecuentemente se utilizan como sinónimos, son términos distintos.

Nutrición es proporcionar las sustancias que necesita el organismo de un ser vivo para realizar sus funciones vitales. Es involuntaria e inconsciente, se da a nivel celular, comprendiendo todos los procesos que sufren los alimentos en el organismo (digestión, transformaciones químicas, absorción hasta su eliminación).

Mientras que la alimentación comprende un conjunto de actos voluntarios y conscientes que van dirigidos a la elección, preparación e ingestión de los alimentos, con el fin de conseguir energía, desarrollarse, así como para la supervivencia; es decir, “comer para mantenerme vivo” Está limitada por las actividades del ser humano, su nivel sociocultural y económico, hábitos, religión, entre otros, siendo estos en su mayoría modificables.

La alimentación puede ser buena o mala y redundar en problemas, ya sean carencias o sobrepeso, etc. En este caso la nutrición la referimos al hecho de llevar una alimentación sana y balanceada, tomando en cuenta los nutrientes y no los alimentos.

En una buena alimentación, influye la calidad de los alimentos que se elijan, obviamente la cantidad, todo esto revertirá siempre en equilibrio y buen estado nutritivo, a menos que medie alguna enfermedad. Con una alimentación balanceada y un buen estado físico, reducimos el riesgo de desarrollar enfermedades crónico degenerativas, o podríamos aliviar los síntomas, si ya las padecemos, ya que se ha demostrado están estrechamente relacionadas con la alimentación. Existen pruebas de que lo que comemos tiene un impacto muy grande en la forma en como nos sentimos, es por tanto, tan popular y acertado decir que “somos lo que comemos”.

Beneficios de llevar una dieta balanceada

El objetivo de llevar una dieta equilibrada es además de mantener el peso ideal, estar en forma, tener un buen sistema inmunitario, y mantenerse lleno de energía y vitalidad.

Una vez comprendidos estos conceptos, y su estrecha relación, trataremos de llevarlos a la práctica, buscando un equilibrio nutricional, para determinar una dieta que nos permita vivir de manera más saludable, no una dieta “ideal”.

Recuerde, no existen alimentos buenos o malos, que nos hagan subir o bajar de peso, el secreto es moderación y equilibrio y hacer de esto un hábito, nunca coma sin sentir hambre, elija una alimentación variada que incluya alimentos de todos los grupos, pues además de ser más gustosa, cubrirá sus requerimientos de proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales, todos estos indispensables para la buena salud.

Intente evitar el consumo excesivo de carne, materias grasas y azúcares 

Comience aminorando la cantidad y frecuencia de los mismos y le será más fácil. Disminuya el consumo de sodio, la forma más sencilla de hacerlo consiste en poner menos sal a la comida y evitar alimentos procesados. Consuma suficiente agua, mínimo 1 cc/kcal, suficiente fibra, opte por alimentos integrales. Mantenga un consumo moderado de alcohol o evítelo totalmente.
Organice sus comidas, comer en diferentes horarios y realizar insuficientes desayunos y copiosos almuerzos y/o cenas 

Podría trastornar los ciclos metabólicos normales. Elija comer sencillo evitando la “comida rápida” o “chatarra”, quédese con alimentos frescos, “vivos” (frutas y verduras) al hacer muchas mezclas o malas combinaciones estará más expuesto a padecer trastornos digestivos, gases, pesadez, etc.
Comer debe ser una experiencia placentera 

Hágalo en paz, despacio, mastique bien, no con stress ni por ansiedad, hágalo en armonía, a la mesa debemos sentarnos dejando de lado las preocupaciones de la vida diaria, hacer de esta un encuentro para compartir y agradecer en familia y finalmente algo súper importante permanezca activo, aproveche cada momento libre, “a dormir a la tumba” realice ejercicio físico, por ejemplo practicando un deporte y conviértalo en un hábito también.

Siguiendo estos consejos usted notará los resultados tanto a corto, como a largo plazo, invierta en usted y en su alimentación. Comer bien y de forma equilibrada es una de las mejores inversiones que puede hacer para su salud. No olvide que cualquier cambio positivo, por pequeño que parezca, representará un gran paso para mejorar su calidad de vida.

Modificado por última vez el Lunes, 22 de Febrero de 2016 09:35
Dra. Sonia Escobar

Dra. Sonia Escobar

Doctora en Medicina y Cirugía
Médico Tratante del Servicio de Soporte Nutricional
Hospital Luis Vernaza 

Lo último de Dra. Sonia Escobar

logo whatsapp