Esclerosis lateral amiotrófica: 13 signos de alerta

Escrito por  Dra. Brennie Andree
Jueves, 28 de Agosto de 2014 12:28
https://www.hospitalvernaza.med.ec/blog/item/742-esclerosis-lateral-amiotrofica-sintomas-alerta
La ELA ocurre en todo el mundo, sin limitaciones raciales, étnicas o socioeconómicas, es decir, puede afectar a cualquiera. La ELA ocurre en todo el mundo, sin limitaciones raciales, étnicas o socioeconómicas, es decir, puede afectar a cualquiera.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta a las células nerviosas del cerebro y de la medula espinal, provocando que las neuronas motoras disminuyan su funcionamiento y mueran. Debido a esto, el cerebro pierde la capacidad de iniciar y controlar el movimiento de los músculos. Con el tiempo, las personas que la padecen pueden quedar totalmente paralizadas.

Los factores que provocan la enfermedad son desconocidos. Existen estudios que indican causas genéticas, en donde del 5% al 10% de los casos son hereditarios; desequilibrios químicos, por altos niveles de glutamato monosódico, un aditivo químico que está presente en los alimentos procesados que consumimos; trastornos inmunológicos y alteraciones de proteínas.

Cuando la Esclerosis Lateral Amiotrófica aparece, los síntomas pueden ser tan leves que frecuentemente pasan desapercibidos. Durante el transcurso de la enfermedad podrían manifestarse los siguientes signos de alerta:

  1. Debilidad muscular asimétrica en una parte del cuerpo que empeora en forma lenta.
  2. Debilidad para caminar, subir escaleras o levantarse.
  3. Parálisis total.
  4. Músculos tensos y rígidos o espasticidad.
  5. Alteración exagerada de los reflejos o hiperreflexia.
  6. Disminución del tamaño del músculo esquelético o atrofia muscular por inactividad.
  7. Pequeñas e involuntarias contracciones musculares y linguales o fasciculaciones.
  8. Calambres musculares.
  9. Dificultad para respirar.
  10. Problemas en el lenguaje: Voz nasal, habla lento o mala articulación.
  11. Dificultad para deglutir o disfagia.
  12. Salivación excesiva.
  13. Aumento de mucosidades.

Aunque los síntomas pueden variar de una persona a otra, los pacientes con ELA suelen deprimirse al ver la progresión de la enfermedad. A medida que la debilidad y la parálisis continúan propagándose a los músculos de todo el cuerpo, se van afectando el habla y las capacidades de tragar, masticar y, finalmente, respirar. Cuando esto sucede, el paciente podría necesitar ventilación mecánica.

No se conoce ninguna cura para la ELA pero existen una amplia gama de tratamientos diseñados para abordar los síntomas y problemas asociados con este padecimiento. Por ejemplo, se ha demostrado que el Riluzol, un fármaco aprobado por la FDA, puede prolongar el tiempo de supervivencia en personas que han sido diagnosticadas tempranamente. Sin embargo, es necesario que un equipo multidisciplinario, conformado por neurólogos, nutricionistas, neumólogos, sicólogos y fisiatras; revise al paciente y determine el camino a seguir para tratar la enfermedad.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica no se puede prevenir. Recuerde que es siempre es importante mantener una alimentación sana, acompañada de frutas y vegetales de colores.

Modificado por última vez el Jueves, 21 de Septiembre de 2017 09:18
Dra. Brennie Andree

Dra. Brennie Andree

Doctora en Medicina. Especialista en Neurología
Neuróloga de la Consulta Externa y Sala San José
Hospital Luis Vernaza, Servicio de Neurología 

logo whatsapp

Boletín de noticias