¿Cómo manejar la lumbalgia o el dolor de espalda?

¿Cómo manejar la lumbalgia o el dolor de espalda?

Escrito por  Dr. José Martinez
Martes, 12 de Junio de 2012 12:14
https://www.hospitalvernaza.med.ec/blog/item/702-como-manejar-lumbalgia-dolor-espalda
La lumbalgia se origina por distintas causas y formas, siendo las más comunes el estrés, el sobreesfuerzo físico y las malas posturas. La lumbalgia se origina por distintas causas y formas, siendo las más comunes el estrés, el sobreesfuerzo físico y las malas posturas.

La lumbalgia se define como dolor, tensión o rigidez localizada por debajo de la última cotilla posterior y por arriba de los pliegues glúteos que puede irradiarse a las extremidades inferiores,  las caderas o la parte distal del abdomen.

 

Actualmente, se considera que cada año cerca de 50% de las personas laboralmente activas sufre un episodio de esta enfermedad y que en algún momento de su vida hasta 80% de la población en general presentará al menos un cuadro agudo de la misma; afectando a cuatro de cada cinco personas en algún momento de su vida y son la principal causa de ausentismo laboral en los países desarrollados.


Puede clasificarse dependiendo del tiempo en que aparece el dolor, si los síntomas de duración son menor de seis semanas se lo considera agudo, si dura entre seis a doce semanas será subagudo y si persiste por más de doce semanas será crónico.


La causa más común está constituida por las lesiones músculo-ligamentosas (causa mecánica) y procesos degenerativos tanto del disco intervertebral (disco que separa a las vertebras) como de las facetas articulares (artrosis). Sin embargo, hasta en 85% de los pacientes no es posible definir el origen anatomopatológico durante el episodio agudo de dolor.

 

Tratamiento

 

El dolor de espalda crónico afecta a miles de trabajadores cada año, y sus bajos desempeños laborales tienen un importante costo económico para sus empresas. Cada año, los gastos que genera la lumbalgia inespecífica en cualquier país europeo equivalen al 1,7 por ciento de su Producto Interior Bruto. En España son el 20% de las ausencias laborales temporales, son responsables del 50% de las jubilaciones anticipadas y de 20.000 horas de trabajo perdidas al año.

 

Un ensayo holandés muestra ahora que un enfoque integral (que incluya medidas ergonómicas en su lugar de trabajo, entre otras cosas) puede ser más rentable que los cuidados habituales. Johannes Anema y su equipo, de la Universidad de Amsterdam, evaluaron a 134 pacientes 18 a 65 años que llevaban sufriendo dolores de espalda más de 12 semanas (alrededor de tres meses) y que se encontraban de bajo desempeño laboral por este motivo. A la mitad de ellos los trataron como se hace habitualmente con la lumbalgia, con visitas periódicas a su médico de cabecera y uso de la analgesia estándar. A los 66 restantes, por el contrario, los sometieron a un programa integral, con visitas de especialistas en medicina preventiva a su lugar de trabajo para implementar mejores medidas ergonómicas, la atención de un fisioterapeuta y una progresiva actividad física dirigida a que regresen poco a poco a su puesto de trabajo y consejos personalizados.

Al cabo de 12 meses, este programa de rehabilitación logró no sólo mejores tasas de recuperación de los pacientes, sino un importante ahorro en términos económicos. Mientras el primer grupo supuso un coste anual de unas 18.475 libras (alrededor de 22.000 euros), el nuevo programa 'integral' sólo se gastó13.165 libras por trabajador (el equivalente a unos 15.000 euros).

Dado que el tratamiento de los pacientes con lumbalgia generalmente no se asocia con un alivio completo del dolor, el objetivo terapéutico se orienta hacia la disminución de la disfunción y la mejoría de la calidad de vida. Las estrategias no farmacológicas incluyen la actividad física estructurada, la psicoterapia, la kinesioterapia espinal, la masoterapia, la acupuntura, el yoga y la rehabilitación intensiva, entre otras.

Se considera que lo mejor para evitar la lumbalgia es la prevención. De modo que se deben evitar las malas posturas, la obesidad, el sedentarismo, tacos altos y finos y los deportes de alto impacto sin entrenamiento. Es necesario aprender a cargar objetos pesados, controlar el estrés y fortalecer el abdomen mediante ejercicios. 

Modificado por última vez el Martes, 11 de Agosto de 2015 08:39
Dr. José Martinez

Dr. José Martinez

Doctor en Medicina Interna

Medico adscrito de la Sala San Vicente y del Departamento de Reumatología
Hospital Luis Vernaza

logo whatsapp

Boletín de noticias