¿Cómo afecta el tabaco a hombres y mujeres?

Escrito por  Dr. Francisco Plaza
Martes, 26 de Noviembre de 2013 15:37
https://www.hospitalvernaza.med.ec/blog/item/730-genero-tabaco
El tabaquismo provoca cáncer pulmonar, que suele ser letal. También es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, principales causas de muerte a nivel mundial. El tabaquismo provoca cáncer pulmonar, que suele ser letal. También es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, principales causas de muerte a nivel mundial.

El concepto de género nace para manifestar la relación desigual entre hombres y mujeres como sujetos sociales y no como seres biológicos. Todos no se relacionan de la misma forma con el tabaco, ni tienen las mismas experiencias, problemas o necesidades en torno a este producto.

 

El consumo femenino de tabaco es diverso y aunque las mujeres fuman en menor proporción que los varones, existen sectores más vulnerables como las adolescentes y jóvenes, las mayores de 45 años y las que se encuentran en desventaja socioeconómica.

 

Las mujeres fuman menos cantidad y variedades más suaves y bajas de nicotina, lo que termina condicionando su percepción del riesgo y sus decisiones y estrategias de cesación.

 

De las personas que mueren anualmente por esta epidemia, las dos terceras partes son mujeres.

 

Entre los factores que pueden ser un obstáculo para que una fumadora abandone los cigarrillos está el afrontamiento del afecto negativo, obtener apoyo social y controlar su peso corporal.

 

El estrés negativo provoca más recaídas en las mujeres que en los hombres. Ellas afrontan de una forma más pasiva sus problemas. La conducta de fumar es una herramienta que le permite afrontar y aliviar su estado, sin tener que modificar directamente la situación estresante.

 

Es bien conocido que las mujeres usan más el apoyo social para afrontar el estrés. Ellas obtienen porcentajes de eficacia más bajos en intervenciones para dejar de fumar con farmacoterapia y en tratamientos educacionales que en intervenciones conductuales o de psicoterapia.

 

Los hombres que fuman padecen un deterioro más rápido de las funciones cerebrales a medida que envejecen que sus pares no fumadores. En cambio, las mujeres fumadoras o expuestas al humo tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical, osteoporosis y otras afecciones del sistema reproductivo.

 

La única manera de prevenir el consumo de tabaco es difundiendo la información sobre los efectos del consumo y exposición pasiva al humo. Es importante concienciar que no se debe fumar durante el embarazo, ni en presencia de niños, ancianos o enfermos.

Dr. Francisco Plaza

Dr. Francisco Plaza

Especialista en Gineco-Obstetricia y Cirugía Oncológica
Sub-especializado en Mastología
Jefe del Servicio de Colposcopía
Coordinador General del Servicio de Ginecología
Hospital Luis Vernaza

logo whatsapp

Boletín de noticias



Junta de Beneficencia
//